miércoles, 22 de marzo de 2017

Dolor y sufrimiento es lo que se vive cada día

Dianoris y su hijo Eriel

Marzo  20 marzo de 2017

Cuando el dolor se nos hace ajeno es muy fácil no dar atención a la persona que sufre. En el mundo existe algo que no se planifica, y es la enfermedad, nadie sabe los días en que va a estar enfermo, pues esta situación en la vida de las personas llega sin ser invitada y nos transforma totalmente.

Así se convirtió la vida de un niño llamado Eriel Valdez Madera vecino del Km 22 Carretera La Coloma Municipio Pinar del Río, cuando la enfermedad se apoderó de su cuerpo y no dejó que viviera más de 5 añitos.  Eriel era un niño que tenía leucemia, siempre tenía la defensas bajas, por lo que siempre estaba enfermo.  Cuando llovía se inundaba de agua todo el patio de la casa y la humedad era un veneno para su salud.

Dianoris Madera es la mamá de ese niño y siempre pidió ayuda a todas las instituciones, con frecuencia escribía carta al Poder Popular dirigida al presidente de la Asamblea provincial en Pinar del Río. El 28 de abril la Defensoría del Pueblo presentó una queja por la situacion de esta familia y posteriormente la dirección del gobierno en la provincia le prometió un apartamento en uno de los edificios en construcción en la calle Cuarteles en el municipio Pinar del Río, recientemente se le informó por la dirección del Gobierno que no se le va a dar dicho apartamento, una vez más fue engañada.  

Eriel llevaba dos semanas ingresado, y tres días antes de lo acontecido tuvo fuerte dolor de cabeza, la madre acudió al médico de guardia para comunicarle lo que estaba presentando su niño y el médico le dijo que era normal.  Una vez que deciden realizar una TAC diagnostican que tenía un derrame celebrar, lo que a unas horas después le provocó la muerte.  Estos tipos de casos son muy frecuentes y no se le da importancia por parte del gobierno.

Hoy los ojos de esa madre sufrida se llenan de lágrimas que son incontrolables por la pérdida de su hijo, cuando el pasado día 18 en horas del mediodía el niño dio sus últimas miradas de dolor y sufrimiento a su madre sabiendo que iba a partir de su lado, esa mirada que una madre solo sabe sentir en el corazón.

Solo con poner un ejemplo de lo que pasa en el país es suficiente, aunque todos saben que nada se le soluciona al pueblo.  Estas personas, al igual que otras muchas, viven en un grado extremo de desgracia, pero a nadie de los que se supone le resuelvan su problema, señal que a nadie le interesa mucho menos le importa.

Por  la Defensoría del Pueblo de Pinar del Río: Rigoberto González Vigoa, José Ernesto Morales, Daudy  Hermelo Lago, Ricardo   Fernández Izaguirre y Lázaro Luis Ruiz Echevarría.

Regresar al blog CubaCID


 Regresar a página central CubaCid.org



0 comments:

Publicar un comentario