sábado, 26 de noviembre de 2016

La muerte del tirano no borra sus crímenes


“Reuter-AFP 21 de julio de 1992: JUICIO CONTRA FIDEL CASTRO EN MADRID”.  Con ese título comentaba la prensa española el juicio que el Tribunal Internacional organizado por el CID realizo el 20 de julio de 1992 durante la estancia del tirano en la capital española: “Acusamos a Fidel Castro Ruz de haber traicionado los ideales de sus compañeros de armas y de sus aliados en el esfuerzo revolucionario para restablecer la democracia en la isla, dijo Huber Matos, uno de los comandantes del líder cubano en la Sierra Maestra, posteriormente encarcelado durante veinte años.”

Apertura del juicio por el profesor Francisco 
Condis y Troyano

El tribunal internacional estaba integrado por el jurista español Félix Montiel, el ex ministro de defensa belga François Xavier de Donnea, el diputado ruso Alexei Surkov ,el escritor francés Jean François Revel, el escritor Eduardo Manet, el político Carlos Alberto Montaner y el Profesor Francisco Condis y Troyano.

La acusación fue firmada, junto al Comandante Matos (preso 20 años), por otros diez ex presos y ex combatientes entre ellos el poeta Ángel Cuadra (14 años), Eusebio Peñalver (30 años), etc. Además de los delitos por violación a los derechos humanos (encarcelación, fusilamientos, destrucción de las libertades individuales, éxodo masivo de los cubanos, etc., se aportaron testimonios de crímenes contra la humanidad y crímenes de guerra por el uso de armas químicas por parte de los soldados cubanos que apoyaron en Angola el Gobierno del también Dictador Santos (cuya hija es hoy en día la mujer más rica de África con una fortuna estimada a 16,000 millones de dólares…)

Por los crímenes de guerra, se presentaron como primera prueba las conclusiones del Profesor Aubin Heyndrickx, de la Universidad de Gantes, perito internacional en armas químicas quien describió, fotos al apoyo, sus investigaciones realizadas en Angola en 1986. El Profesor Heyndrickx describió, con lujos de detalles como se reunió con antiguos oficiales del KGB soviético para encontrar antídotos a las diversas armas químicas, en particular unas bombas de gases neurotóxicos que producían los soviéticos y que eran cargadas por los cubanos en los aviones del MPLA, “allí  comprobamos que las secuelas que dejaron son irreversibles” afirmó el experto ante la Agencia de prensa.

El tirano ha muerto pero como las huellas del chacal no pueden borrarse con la nieve y el viento, los crímenes de Fidel Castro no podrán jamás ser borrados por la historia. Los cientos de miles de cubanos que hemos sufrido su odio al pueblo y la monstruosidad de sus decisiones (cárcel, muerte, exilio, tortura…) nunca olvidaremos su nombre. La Historia mantendrá su recuerdo en la conciencia de nuestro pueblo como el pueblo europeo mantiene la memoria de Hitler y Stalin, porque la historia no los ha absuelto ni los absolverá jamás!

Por Francisco Condis y Troyano. Profesor Emérito de Economía (Universidad Católica de Lovaina Bélgica).  Ex Consejero del Ministerio de Industria en Polonia. 
Miembro del Comité Ejecutivo del CID
Representante del CID ante la Unión Europea.  

Regresar al blog CubaCID

Regresar a página central CubaCid.org


0 comments:

Publicar un comentario