martes, 22 de noviembre de 2016

Hoy se llevaron a mi hijo 5 policias empujandolo y dándole golpes

Maikel con copias de La Nueva República, 
el  semanario del CID en Cuba

Yo, Sara Cedeño  Toledo, madre de Maikel Yunior Acosta Cedeño, activista del partido Cuba Independiente y Democrática (CID) en Holguín estoy denunciando las barbaridades, atropellos y abusos de las autoridades cubanas y de policías corruptos.

Hoy 22 de noviembre llegaron a mi vivienda varios policías y sin orden de registro y ni siquiera pedir permiso precisamente en el momento en el que Maikel me estaba haciendo el almuerzo porque estoy operada del colon hace solo cinco días. Entraron como buitres sanguinarios y lo detuvieron a la fuerza sacándolo entre 5 policías dándole golpes y empujándolo.

Uno de ellos quien es un corrupto que acepta sobornos de los revendedores de la central y alcohólico además, de apellido Góngora que pertenece a la 3ra unidad de la policía, que sabía en las condiciones en que yo estoy operada pues hace unos días me vio en el hospital y se me acerco diciéndome que iba a desaparecer a mi hijo.

Gracias le doy a dios que en el momento del acto vandálico se encontraba la enfermera del consultorio visitándome pues además de la operación soy hipertensa y tuvieron que medicarme por lo mal que me puse al ver con la violencia que se llevaron a Maikel.

Casualmente cuando estaban sacando a mi hijo llegaba Pedro Pablo Celestrin, uno de los hermanos del partido al que él pertenece -el CID. Reina, quien al ver el abuso con el que se estaban llevando a Maikel quiso intervenir y también se lo llevaron violentamente.

En estos momentos Pedro acaba de ser liberado pero mi hijo Maikel lo dejaron detenido por un supuesto delito de estafa, ya esta es la segunda vez que lo detienen por lo mismo hace unos meses lo detuvieron en la Habana y cuando lo soltaron porque no era verdad y no tenían pruebas lo amenazaron con que tarde o temprano lo iban a encarcelar por estafador.

Pedro Pablo me cuenta que a el también lo amenazaron por lo mismo y que se mantuviera localizable para las investigaciones.

Temo por la vida de mi hijo ya que si delante de mí y de los vecinos pudieron golpearlo y arrastrarlo de que no serán capases donde nadie los ve.  A todo el exilio le pido que se hagan eco de esta denuncia y pongan los ojos en la vida de mi hijo.

Regresar al blog CubaCID 


Regresar a página central CubaCid.org    

0 comments:

Publicar un comentario