sábado, 8 de octubre de 2016

Me le dan de comer a un solo de los dos niños y yo tengo que compartirlo para los dos


La Gegira 6 de octubre de 2016

A: El Partido Comunista  Provincial de Holguín.

De: Bertha Altedell Rodríguez. Vivo en cuarto 4 J, cama 1, Hospital Pediátrico Octavio de la Concepcción y de la Pedaja,  Holguín.  

Asunto: Vivo en un hospital

Esta es la segunda vez que me dirijo a ustedes porque a pesar de que pensé que me iban a ayudar en esta situación tan triste que vengo presentando.  Soy madre soltera tengo dos dos niños gemelos de 13 años y uno de ellos padece de rasgo cicle mico trombo Patía  aneurisma de la arteria renal izquierda  y necrosis popilar y el otro niño tiene seguimiento porque también a presentado síntomas de que puede padecer de lo mismo.

Ell ciclón IKE en 2008 destruyó mi vivienda y desde hace años no tiene ninguna condiciones para vivir porque está destruida y por el lugar donde se encuentra, casi dentro de un arroyo y cuando llueve se inunda todo ese lugar a dentro y fuera de la casa.

Desde hace dos años, en una crisis que tuvo mi niño enfermo, el médico me explicó que no podía permanecer en las condiciones que yo vivía con los niños y que el que estaba enfermo no podía estar en un lugar como aquel por las condiciones de falta de higiene, por la humedad y la cantidad de roedores, mosquitos y otros insectos que allí viven.  Me dijo que  eso pone en peligro la vida de mi hijo. Yo al no tener para donde ir me quedé en el Hospital a pesar de la protesta y la intención de que yo me fuera de los directivos de dicho lugar.

Desde que el huracán nos afectó yo estaba haciendo gestiones con el Delegado y la trabajadora social para que me ayudaran con una vivienda.  En el mes de mayo le hice una reclamación al partido provincial y enseguida me visitó una señora y me dijo que venía a tomarme los datos  para hacer la gestión para que me dieran una vivienda.

Yo me he personado al gobierno en varias ocasiones y solo me dicen que está pendiente.  En una ocasión el médico de la familia de mi zona me dijo que se me iba a dar una vivienda de las que el gobierno tenía que las había adquirido por distintas vías, como las que habían de personas que se marchaban del país y que el había oído que habían siete casas pára los casos más críticos y que seguro yo era una porque mi situación era un caso crítico.  

Yo le entregué todo lo que me pidieron, el expediente completo. La vice-presidenta del Poder Popular del Gobierno municipal, Emilse, yo la he visitado y lo único que me dice es que tengo que esperar.  Supe por una fuente, que me pidió que no la mentara, que en la comunidad habían entregadodoce casas y que una de esas casas se la habían entregado a la misma vice-presidenta del Poder Popular del Gobierno municipal de Holguín (a Emilse).  Esta señora tiene más de una vivienda, en cambio yo tengo que vivir en un hospital con mis dos hijos exponiéndonos a coger enfermedades, recibiendo desprecios del administrador, de algunas madres de las que están allí cuando tienen a sus niños ingresados.  

Me le dan de comer a un solo de los dos niños y yo tengo que compartirlo para los dos, durmiendo los dos en una sola cama y yo sin ninguna.  En una ocasión tuvimos dos camas pero luego nos quitaron una. Me han robado algunas de las pocas cosita que tengo, porque allí no hay ninguna seguridad.

Mi situación es muy triste, ya mis hijos van siendo mayorcitos y se dan cuenta de la situación y sufren todo esto. Tengo mucho miedo que esto les vaya a crear un trauma.  Ellos no entienden la terrible situación que le ha tocado a ellos y a su mama.   

Yo visite al departamento de Atención a la Población y las que allí trabajan y ejercen (Esperanza, Vivian y Karina) me han dicho que el caso mío ya debía estar resuelto porque todos los pasos están dados.

El  Delegado y la trabajadora social me han dicho que ellos han hecho todo lo necesario y que ya debían atender mi caso y entregarme la casa.  Espero que ustedes se den cuenta de que lo que estoy viviendo no tiene más calificativo que una condena.  Los niños me reclaman y preguntan el por qué ellos tienen que estar allí de la forma en que ellos viven. 

Espero que se conduelan de mí

Defensora del Pueblo Ana Rosa Tamayo Torres, delegada del CID en Velasco y Manuel Martínez León, Auditor de las Provincias Orientales y responsable de la Defensoría del Pueblo en Velasco.         

Regresar al blog CubaCID

 Regresar a página central CubaCid.org

0 comments:

Publicar un comentario en la entrada