jueves, 22 de septiembre de 2016

Están en un rancho que les prestaron y se les moja hasta la cama cada vez que llueve


La Gegira 22 de septiembre del 2016

A: La Delegación provincial del MININT en la Ciudad de Holguín. 

De: Yunior Rodríguez Rodríguez tengo 36 años  un niño de de 9 años y mi esposa.  Vivo en Calle 13 final,  Santa Rita, Velasco Municipio Gibara, Holguín.

Señor(a): Les estoy pidiendo que se analice todo lo que les voy a contar aquí. Yo estoy sufriendo un constante acoso de la policía de Velasco, sobre todo por el jefe de sector de esta zona, Elio Barea. Hace ya más de tres  años que un grupo de jóvenes tratamos de emigrar y fuimos detenidos.  A mí se me puso una multa de 3000 tres mil pesos M.N y yo lo único que hice fue colaborar en la construcción del bote en que pensábamos emigrar. 

Ahora, tres años después, en menos de un mes me han llevado cuatro veces a la policía.  No me dejan realizar ninguna operación donde yo tengo bajo mi responsabilidad y tengo que darle de comer y cuidar mis abuelos que son muy viejecito a mi esposa y a mi hijo.



Yo trabajo en un pedazo de tierra que es propiedad de mi abuelo, yo hago siembras de plátano, de yuca y otras siembras para el mercado. En días pasados estaba moviéndome en el carretón de mi abuelo para buscar recursos para ayudar a mi familia y fui detenido y llevado a la policía donde me pusieron una multa de 2800 -dos mil ochocientos pesos M.N.- porque el caballo no estaba a nombre mío. Se comprobó de que era mío y solo no se había terminado de hacer los documentos y no por causa mía sino que todo esto se hace tan difícil por causa del mismo Estado que son los que demoran el proceso.

Se me prohíbe andar en el carretón y me tienen amenazado que si me cogen me van a sancionar. Ellos me han hecho firmar en  más de una ocasión un documento, que no es más que una carta de advertencia. Me amenazaron que debía firmarla y luego otras personas que me aprecian me alertaron que eso es una forma de comprometerme de cosas que yo nunca he pensado hacer que debido a eso en cualquier momento me pueden llevar a prisión.

La casa donde vivimos es un ranchito que no tiene condiciones ni para que vivan animales, se moja cada vez que llueve y mis abuelos que tampoco tienen donde vivir están en un rancho que ni es de ellos, se lo prestaron y se les moja hasta la cama cada vez que llueve.  A mis abuelos le ha dicho la delegada de este lugar que les va a dar un subsidio, pero según mis abuelos están esperando que ellos mueran, para ahorrarse los materiales. 

Mi abuelo se llama Eugenio Rodríguez Rodríguez, tiene 92 años y fue combatiente por más de 20 años.  Participó en la lucha contra bandidos, estuvo en las milicias y le dan 147 pesos M.N. que es igual a cinco CUC y 88 centavos.  Mi abuela se llama Caridad Rodríguez Barrera, tiene 86 y no recibe ninguna ayuda social. Tengo esperanzas de que se escuche mi reclamación y me ayuden en mi triste situación.

Por Oscar Pupo Cruz y Manuel Martínez León, auditor de las provincias orientales y responsable de la Defensoría del Pueblo en esta Delegación del CID.   

Regresar al blog CubaCID


 Regresar a página central CubaCid.org



0 comments:

Publicar un comentario