lunes, 26 de septiembre de 2016

Cambio dos quintales de frijoles por una yegua que era robada

Víctor Manuel Lorenzo Verdecía

La Gegira, 24 de septiembre de 2016

A: La Delegación Provincial del MININT

De: Idalmis verdecía Ramírez, vivo  en la Avenida Pedro Martínez Rojas # 50, Gibara, Holguín.   

Asunto: Como el castrismo tritura a los que se les oponen.

Señores, el motivo de mi reclamación es para pedirles que por la memoria de tantos hombres dignos  y valientes que dieron la vida en beneficio de la libertad hoy en nuestro país se acabe la desigualdad y el atropello contra las personas que no piensan ni son afines al régimen castrista.

Yo soy Defensora de los derechos Humanos y pertenezco al Partido Cuba Independiente y Democrática (el CID). Debido a mi activismo político la Seguridad del Estado, encabezada por el mayor de la policía política Juan Carlos Espinosa Pavón, ha arremetido contra mi familia en un intento por debilitar mi posición contestataria y que yo me rinda por terror o sometimiento.

Los padres Idamis Verdecía Ramírez 
y Angel Víctor Lorenzo Bone

Hace ya más de un año que se han ensañado con mi hijo Víctor Manuel Lorenzo Verdecía de 23 años.  El fue llevado a prisión porque cambio dos quintales de frijoles por una yegua y resultó que el animal era robado. Cuando fue a reclamar la propiedad de la yegua detenida, al señor que se la había dado a Víctor lo tenían en un calabozo en la policía de Gibara. 

El instructor Dieten Rodríguez Labrada, quien por cierto está sancionado por delitos de corrupción, estaba tratando de complicarlo todo lo más que pudiera. Le estaban pidiendo un año de prisión a hijo en los días que yo estaba luchando para que le dieran una fianza. 

En un momento que quedó abierta la puerta donde estaba encerrado mi hijo, él salió y no llegó a alejarse ni 300 metros de la unidad policial porque nosotros llegamos y lo viramos para que no hubiese acusación de fuga.  

Pero de todas formas le pedían entonces cinco y se la dejaron en una condena conjunta de 3 años.  Ya mi hijo lleva cumplido el tercio de la tiempo y le correspondía la condicional.  El se encontraba en Cuatro Camino, cerca de Velasco, en un centro donde los reclusos se encuentran haciendo labores agrícolas.  De ahí el señor Espinoza Pavón –el oficial de la seguridad del estado- lo mando para  Viola, otro centro de reclusión de fase abierta cerca de Gibara y le dijo a mi hijo que me mandara a buscar el sábado, que tenía que ser ese día y no podía ser otro.  El interés del señor Espinosa era  evitar que yo me reuniera ese día con los hermanos de la oposición. Víctor me insistía mucho para que fuese ese día y luego que hablé con él me confirmó que el de la seguridad le había dicho que si le ayudaba a sacarme de la oposición, el lo iba a sacar de la prisión. Yo no estuve de acuerdo con eso y se lo dije a mi hijo.

A él le correspondía salir con la a condicional el día 15 de septiembre.  Resultó que a Víctor le dieron pase para que fuera a la casa el día dos,13 días antes del dia que iba a salir. El día 4 un muchacho mandado por la policía política, Alexander San Ramírez, vecino de Víctor, con dirección calle 5ta # 29 las vi -plantas, Gibara, Holguín y conocido de Victor él lo convidó para que lo acompañara a buscar un caballo que Alexander había comprado para la zona de Freire, precisamente cerca del Centro de Viola.  Los dos fueron y Alexander compró su caballo y cuando regresaban a Gibara la policía los estaba y los detuvieron y los esposaron y fueron llevados para la unidad policial. De ahí se los llevaron para Freire, Santa Lucia. 

Después de cinco días fueron conducidos para Pedernales en Holguín donde se encuentra el centro de torturas donde actualmente se encuentran detenidos. Pude saber que le están diciendo a Alexander que tiene que decir que mi hijo Víctor se robó el caballo. Les pido que se haga justicia y no se torture más a mi hijo.

Despues a  Alexander San Ramírez lo sacaron del centro de tortura pero a mi hijo lo dejaron allí. Eso confirma que a Víctor le tendieron una trampa de algo que él no hizo para encausarlo con la complicidad  de Alexander.    
   
Los padres Idamis Verdecía Ramírez y Angel Víctor Lorenzo Bone


Defensoría del Pueblo: Ana Rosa Tamayo Torres y Manuel Martínez León 


Regresar al blog CubaCID

 Regresar a página central CubaCid.org

0 comments:

Publicar un comentario en la entrada