jueves, 4 de agosto de 2016

Y el índice de desnutrición aumenta en las personas de más bajos recursos



Holguín, 4 de agosto de 2016

A: Atención a la Población Comercio Provincial

De: vecinos consumidores de la casilla número 9, de calle 18 entre 23 y 27 Reparto Pueblo Nuevo

Por este medio queremos presentar una reclamación y una queja sobre la última repartición del pollo en la casilla antes mencionada.  

La casillera dijo que le habían dado la orientación que no se podía dividir las partes de pollo para pesarlas individualmente y que de una libreta de abastecimientos era obligatorio comprar el pollo completo. Es bien conocido por todos que por muchos motivos en las familias cubanas conviven juntas varias generaciones dentro de la misma vivienda. Por esta razón cuando se lleva un pollo para varios núcleos familiares que conviven hay que cortarlo sin saber lo que en peso le corresponde a cada familia y el potencial de conflicto es inevitable.  También sabemos que el pollo que dan por cada consumidor es una porción muy pequeña, entre 4 y 5 onzas que no alcanza ni para hacer una sopa.

Nosotros, los que vivimos supuestamente de un salario o de una pensión y que no tenemos el dinero para ir a una tienda recaudadora de divisas a comprar pollo, somos los más afectados con estas decisiones. Tenemos carencias en la alimentación y dependemos de lo poco que llega a la casilla para ir comiendo. Es una falta de respeto que en el mes nos vendan 5 huevos, unas onzas de picadillo de soya, o unas onzas de pollo y ahora también nos quieren vender un pollo que no rinde para nada.

Cada día se vive más la falta de preocupación del gobierno por el pueblo y el índice de desnutrición aumenta en las personas de más bajos recursos.

Por Ruth Margarita Laborde Chamblín, delegada del CID en Pueblo Nuevo y Defensora del Pueblo.

Regresar al blog CubaCID



 Regresar a página central CubaCid.org

0 comments:

Publicar un comentario