miércoles, 10 de agosto de 2016

Aquí roban los choferes, los funcionarios y los dirigentes


El ómnibus Yuton que hace recorrido desde la terminal nacional de Holguín por varios pueblos y barrios de campo es un ejemplo más de la corrupción que mantiene a Cuba y a los cubanos en el atraso más degradante.  ¿Por qué? Porque cuando los empleados, los funcionarios y los dirigentes roban en forma sistemática no hay recursos para hacer obra pública y el país va colapsando. 

Este es un caso entre  miles:  En la terminal de Holguín los pasajeros abonan su pasaje pero después que el ómnibus sale, a  todas las personas que suben, de tramo a tramo, de pueblo a pueblo, los choferes les cobran una tarifa nunca menor de diez pesos aunque camines dos cuadras. Todo este dinero va a para a sus bolsillos porque a nadie se le da un comprobante.  Al final siempre paga el pueblo con un pésimo transporte que cuesta más de lo que tiene que costar porque como el dinero se va a los bolsillos particulares no hay buen mantenimiento ni recursos para reponer las unidades.

Yo me monté en un ómnibus que va de Holguín a Tunas por la ruta de Aguas Claras, Uñas, Velasco, Chaparra, Delicias Puerto Padre, Maniabón,  Basques y unos cuantos poblados y barrios de campo y el chofer me amenazó con la policía cuando protesté por el abuso y por la miseria que vive el pueblo cubano.  Este chofer  defiende a la dictadura que lo deja robar con una guagua que ha sido comprada con el sudor del pueblo cubano.  Que yo sepa los gobierno no producen dinero sino que se lo sacan al pueblo con impuestos o como es nuestro caso, pagándole sueldos de hambre.


Defensoría del Pueblo: Manuel Martínez León 

Regresar al blog CubaCID

 Regresar a página central CubaCid.org

0 comments:

Publicar un comentario