jueves, 21 de julio de 2016

Aún estoy pagando al banco la mensualidad por mi refrigerador



Mi nombre: José Alberto Figueroa Meneses. CI 65020521113. Vecino de calle Santa Marta entre Oquendo y Franco. Centro Habana. 

Les escribo pensando que tal vez puedan analizar algo de lo que ocurre en nuestro país y que el pueblo sufre a diario, mucha celebración y propaganda con el famoso 26 de Julio, pero los 26.000 problemas y necesidades que tenemos siguen ahí y en aumento cada día más.

Luego de tantas inundaciones por la penetración del mar y las intensas lluvias en la zona donde vivo, otros vecinos y yo hemos sufrido el deterioro o la pérdida de muchos de nuestros muebles y equipos electrodomésticos. 

Después de los sucesos en mayo 2015, nos vendieron colchones a descuentos a todos los damnificados pero los demás artículos debimos gestionarlos por nuestra cuenta. Mi refrigerador salió dañado, pagando de mi bolsillo para transportarlo y todo lo demás al taller de Reparaciones donde me informan que hay más de 200 personas esperando en la misma situación y que el costo de esa reparación es de 1140 pesos. 

Soy damnificado y solo vivo de mi pensión. Cada vez que se repite año tras año las inundaciones tengo que desembolsar de mi chequera los arreglos de los equipos electrodomésticos y todo lo demás. Aún estoy pagando al banco la mensualidad por mi refrigerador y sin saber cuándo podre enfriar mis alimentos. 

Yo les pregunto: ¿Cuáles normativas o disposiciones existen para que las personas damnificadas que no disponen de altos ingresos económicos, accedan a la reparación de sus daños sin costo o con una considerable rebaja? ¿Qué pueden aclarar al respecto las autoridades de Centro Habana y de la Capital? Solo se escucha "Siempre es 26" pero nada más.

Por Aurora

Regresar al blog CubaCID

 Regresar a página central CubaCid.org

0 comments:

Publicar un comentario