jueves, 16 de junio de 2016

Mi esposo y yo como perros abandonados viviendo en condiciones precarias



A: Luis  Antonio Torres Iríbar, Primer Secretario del Partido en Holguín. 

De: Olga Morenos Serrano, vivo en el barrio de los Pajaritos, Velasco, Holguín.


Señor: Con el derecho que me otorga la constitución de la República en el artículo 63 me dirijo a usted ya que estoy cansada de plantear mi situación en diferentes entidades y nadie hace caso a muestro  problema.  Mi esposo padece del mal de Parkinson y yo estoy enferma con certificados médicos de enfermedades que no son terminales pero si incurables. Los dos estamos viejos cansados y abandonados.  

He hablado con la Delegada  de mi barrio, Araceli Pérez Velásquez, de la Circunscripción  # 44 quien  conoce mi caso pero no hace nada por ayudarnos. Me he dirigido a tantos lugares que ya perdí la cuenta. Siempre es lo mismo: promesas incumplidas y al final seguimos mi esposo y yo como perros abandonados viviendo en condiciones precarias. La vida se nos hace muy difícil y lo poco que tenemos se nos va en medicinas.  

Hace mucho tiempo he solicitado un subsidio para arreglar nuestra casita pero por mucho que he  reclamado nunca nos oyen, espero que usted tome carta en el asunto.  Si quiere visítenos para que compruebe con sus propios ojos las condiciones de vida de un viejo que apena se puede mantener en pie y las mías que ya no doy para más.  A nosotros ni la trabajadora social ni nos visita ni nos atiende. Ella se llama Llanéla R. Montada.  Solo recibimos rechazos de las personas que tiene este sistema con la responsabilidad de resolver o aliviar los problemas de quienes sufrimos abandono y miseria. 


Defensoría del Pueblo: Leticia Verdecia V. Foto de José M. Cardeso Almarales


Regresar al blog CubaCID

 Regresar a página central CubaCid.org 

0 comments:

Publicar un comentario