martes, 5 de abril de 2016

Es indignante ver en las condiciones que viven y laboran


Santa Clara, 23 de marzo de 2016.

Partido Cuba Independiente y Democrática (CID) 
Proyecto: Defensoría del Pueblo

Delegación: Democracia Campesina,  municipio Santo Domingo, Villa Clara

El sector campesino en Cuba ha venido sufriendo los estragos de la falta de control de funcionarios encargados de supervisar  y asegurar las condiciones de trabajo y, por ende, del cumplimiento de los contratos que se realizan a los campesinos agrupados en las Cooperativas de Créditos y Servicios (CCS).

Lo establecido en las leyes internacionales referido al concepto de contrato:

“El contrato es un acuerdo de voluntades, verbal o escrito, manifestado en común entre dos o más, personas con capacidad (partes del contrato), que se obligan en virtud del mismo, regulando sus relaciones relativas a una determinada finalidad o cosa, y a cuyo cumplimiento pueden compelerse de manera recíproca, si el contrato es bilateral, o compelerse una parte a la otra, si el contrato es unilateral. Es el contrato, en suma, un acuerdo de voluntades que genera “derechos y  obligaciones relativos”, es  decir, sólo  para las partes contratantes  y sus causahabientes. Pero, además del acuerdo de voluntades, algunos contratos exigen, para su perfección, otros hechos o actos de alcance jurídico, tales como  efectuar  una  determinada entrega (contratos reales), o exigen ser formalizados en documento especial (contratos formales), de modo que, en esos casos especiales, no basta con la sola voluntad”.

Según la Constitución de la República de Cuba, Artículo 26.- Toda persona que sufriere daño o perjuicio causado indebidamente por funcionarios o agentes del Estado con motivo del ejercicio de las funciones propias de sus cargos, tiene derecho a reclamar y obtener la correspondiente reparación o indemnización en la forma que establece la ley.

En Cuba, principalmente en el sector del Ministerio de la Agricultura, se están cometiendo violaciones de los contratos a los campesinos que trabajan la tierra, que consisten en el incumplimiento del pago de los productos que deben entregar según lo contratado.

Las causas más frecuentes son:

-La empresa responsable no “cuenta” con transporte  para el traslado  de  los  productos hacia los mercados o entidades.

-La empresa o cooperativa no tiene asegurado el depósito de productos.

-La cooperativa o la empresa tiene deudas económicas y no puede pagar en tiempo lo acordado con el campesino.

Consecuencias:

-El campesino pierde parte de su cosecha.

-El campesino no es indemnizado.

-El campesino acude a terceras personas para vender su producto.

-La empresa crea conflictos dentro del propio sector.

Un ejemplo contundente se encuentra en la CCS Cuba-Viet Nam del municipio Santo Domingo, de la provincia Villa Clara, donde son varios los campesinos que sufren daños por la inoperancia de quienes los dirigen; en la cosecha del mango muchos perdieron gran parte del producto, la respuesta fue que la fábrica que los procesa ya tenía suficiente mercancía y no tenía envases para depositar, por lo que la cooperativa o la empresa no  podía  aceptar  todo  lo contratado por los productores.

Es indignante ver en las condiciones que viven y laboran estas personas para poder subsistir y que al final de la jornada un dirigente venga con semejante excusa; el proyecto la Defensoría del Pueblo de Villa Clara, y específicamente de esa localidad, formularán una queja ante las autoridades involucradas, con el fin de obtener una respuesta clara y en beneficio de los perjudicados.

Informe realizado por: Sara Cuba Delgado

Regresar al blog  CubaCID

 Regresar a página central CubaCid.org

 
     

Visitenos en
Desde Cuba
Ultimo Congreso
Patria Pueblo y Libertad
Huber Matos
Siguenos en:
Get Connected Get Connected Get Connected Get Connected


0 comments:

Publicar un comentario