sábado, 5 de marzo de 2016

Desastre tabacalero: de 480,000 cujes de tabaco en 2015 a 58,200 en 2016



Continúa la zafra tabacalera atravesando momentos muy desfavorables para su recuperación, así lo afirman datos arrojados el pasado sábado 27 de febrero en una reunión realizada en la cooperativa Rigoberto Fuentes, perteneciente al municipio San Juan y Martínez, provincia Pinar del Río.

En la reunión José Antonio Pérez Ramos, presidente de la cooperativa, informó datos oficiales que demuestran la compleja situación que viene atravesando la zafra tabacalera. Hasta la fecha en la provincia se han sembrado 17,003 hectáreas y faltan por sembrar 3,192 hectáreas, pero lo más preocupante es que ya comienza el mes de marzo que por lo general en esta fecha es para que la zafra este culminando. 

“En nuestra cooperativa de 442.6 hectáreas se han plantado 243.5, de estas se han perdido 53.24 y faltan por sembrar 199.1 para un 59 % de cumplimiento en áreas plantadas”  afirmó Pérez Ramos.  El directivo también dijo en la reunión que en su cooperativa se habían recolectado 58.200 cujes de tabaco y el pasado año en igual fecha ya se habían recolectado 480.000 cujes. 

Por otro lado de 163 productores que cuenta la cooperativa solo 50 habían terminado con la siembra de tabaco, 134 habían iniciado y 29 campesinos no sembrarán este año. 

Los expertos en la materia afirman que aunque se logre sembrar todo el tabaco sin ningun contratiempo, esto tampoco será la solución ya que entramos en una fase donde se retira el invierno y las temperaturas son más altas, además de entrar en el periodo más seco del año. Esto significa que la planta del tabaco no desarrollará todos su potencial y se verá una merma del más del 50% en cantidad y calidad de la hoja.  

Como vemos la situación en la provincia es muy preocupante y esto afectará no solo a los campesinos, sino también al resto de la población que depende de esta materia prima para poder trabajar en las escogidas y en las fábricas de tabaco. También  por vía de la venta del tabaco al Estado los campesinos recibirán menos dinero y menos efectivo circulará en manos de la población, habrá menos poder adquisitivo y muchos negocios particulares también se verán afectados.  

Los campesinos reconocen que ha sido un año muy desfavorable, pero también le exigen al Estado mejores condiciones para poder trabajar con más eficiencia, ya que las condiciones actuales para cualquier labor en el campo es desfavorable y esto afecta directamente al campesino y al resto de la población.

Por Rolando Pupo Carralero del Comité Ejecutivo Nacional.



Regresar al blog CubaCID

 Regresar a página central CubaCid.org


      

Visitenos en
Desde Cuba
Ultimo Congreso
Patria Pueblo y Libertad
Huber Matos
Siguenos en:
Get Connected Get Connected Get Connected Get Connected

0 comments:

Publicar un comentario