sábado, 16 de enero de 2016

Cuba: la resurrección de su libertad es inevitable


Se fue el 2015, entre operativos policiales contra la Navidad, las calles saturadas de escombros y basura, los mercados vacíos y la indiferencia del gobierno atrincherada detrás de sus consignas y sus fusiles.

Quedó atrás otro año de violaciones contra los derechos humanos; de represiones violentas contra la libertad, de sueños rotos y esperanzas arruinadas. Otro año de luto por la muerte de todo.

Pero detrás del escenario sombrío de la patria secuestrada y sometida, algunos fuegos permanecieron encendidos contra la dilatada noche comunista. Y en algunos barrios de la capital habanera mucha gente pospuso la tristeza y dispuso su reserva de fraternidades para burlar el odio del verdugo.

En muchos hogares cubanos, la celebración de fin de año incluía la pegajosa música de Willy Chirino y su “Ya viene llegando”. Los deseos de ser libre se manifestaban en burlas contra la tiranía y múltiples complicidades y colaboraciones secretas con los opositores, como la expresión de un pueblo que está aprendiendo a utilizar su miedo para algo más que esperar.

Y con su vida vieja se entró el cubano en el año nuevo; poseído de ese mismo espíritu que siempre acompañó a nuestra cubanísima Celia Cruz; aquella Celia de todos que, a pesar de su dolor por la Cuba oprimida, nunca dejó de creer que “no hay que llorar, que la vida es un carnaval y las penas se van cantando”.

Cuba, es como un pequeño Israel caribeño: Desobediente; a veces incrédulo y otras veces demasiado creyente; adorador de imágenes y burlón; pero que, a pesar de sus muchos pecados, Dios no abandona.  Por eso, el demonio comunista no lo puede destruir. Y la resurrección de su libertad es inevitable. 


Por Ernesto Aquino

Regresar al blog CubaCID

Regresar a página central CubaCid.org

 
     

Visitenos en
Desde Cuba
Ultimo Congreso
Patria Pueblo y Libertad
Huber Matos
Siguenos en:
Get Connected Get Connected Get Connected Get Connected

0 comments:

Publicar un comentario