Ciudadana denuncia a delegado corrupto


A: Partido provincial de Holguín
De: Bárbara Pupo Batista

Yo Bárbara Pupo Batista, madre soltera, les hago llegar esta carta a ustedes como partido provincial ya que el delegado de nuestra circunscripción Joel Peña, no es el mejor ejemplo ni de moral, ni de principios para esta comunidad que el atiende, cito en carretera central Km 4 Oscar Lucero Moya de esta misma provincia.

Debido a que abuso de su cargo y de la confianza de sus electores, este era el administrador del organopónico de la comunidad Oscar Lucero, cometió varios delitos malversando dinero del pago de sus trabajadores del organopónico, teniendo como testigo a su esposa y vecinos de la comunidad antes mencionada.

Ya me he dirigido a varias instituciones del estado como son: Las oficinas de acopio municipal y Partido municipal y nunca se me ha dado respuesta sobre esta queja que es la de mi comunidad, sobre este delegado corrupto. Ya no encuentro a donde dirigirme y nos hemos quejado sin esperanza al no recibir respuesta y que los delitos cometidos por este delegado no sean analizados.

¿Es que acaso tenemos que pensar que estas organizaciones son tan corruptas como él? 

Esperamos sinceramente se nos atienda esta vez o de lo contrario nos veremos obligados a recurrir a instancias mayores.

Sin más, testigos de la comunidad: Bárbara Pupo Batista, Roberto Sánchez Leyva, Raúl Rubiera Leyva, Oscar Manuel Vásquez Díaz  y Carlos Ochoa Benítez


Defensor del Pueblo Pedro Pablo Celestrín Reina
Colaborador: Francisca Marlene Cedeño Toledo

Regresar al blog CubaCID

Regresar a página central CubaCid.org

 
     

Visitenos en
Desde Cuba
Ultimo Congreso
Patria Pueblo y Libertad
Huber Matos
Siguenos en:
Get Connected Get Connected Get Connected Get Connected

Leer más

Cuenta-propistas y cooperativas víctimas del castrismo


Como era de esperar y muy a pesar de los tantos ingenuos que creyeron en las disposiciones de los llamados Lineamientos aprobados en el VI Congreso del Partido Comunista, donde se planteó la creación de “cooperativas de primer grado como nueva organización económica de propiedad colectiva con personalidad jurídica propia, con la finalidad de producir y prestar servicios a la sociedad, todo ha quedado casi en letra muerta y son más los obstáculos que las facilidades para el emprendimiento privado.


En la capital  cubana, principalmente en las esferas de transporte y de expendio de alimentos los  cuenta-propistas son constantemente asediados por los inspectores estatales y por la policía, que hacen caso omiso y violan constantemente lo estipulado por el Consejo de Ministro de Ministros que, amparado en dichos lineamientos dictó el Decreto-Ley 305 del 15 de diciembre de 2012 donde autorizó la constitución de las llamadas Cooperativas no Agropecuarias. El Decreto No. 309 recoge el reglamento al que se atendrán en su funcionamiento dichas cooperativas.


A inicios de octubre de 2014 se constituyeron las primeras cooperativas no agropecuarias.  Al cierre del pasado año en toda Cuba funcionaban 345. En La Habana es donde se concentra la mayor cantidad: 173. Le siguen Artemisa con 64, Matanzas con 20, Mayabeque con 15 y Pinar del Río con 12. Según el propio gobierno las cooperativas no agropecuarias están autorizadas para establecer relaciones contractuales con empresas estatales, unidades presupuestadas, con pequeños negocios privados y otras cooperativas, tal como reza en el lineamiento 27. Pero también el lineamiento 27 señala, a modo de camisa de fuerza, que “después que las Cooperativas cumplan sus compromisos con el Estado, podrán realizar venta libre”. Esto se contrapone a la naturaleza jurídica de estas nuevas formas de producción que se supone sean independientes y no estén sujetas a ninguna de las estructuras económicas del Estado.


Inicialmente el gobierno autorizó a modo experimental la constitución de 498 de estas cooperativas, pero dos años después solo funcionan y con bastantes problemas 345. De esta manera recordaran como Marino Murillo Jorge, titular de Economía y Planificación, el todo poderoso zar de la economía cubana, fue claro al señalar que las Cooperativas tendrán prioridad de acceso  sobre los dueños de los pequeños negocios privados al mercado mayorista. ¿Dónde está ese fabuloso mercado mayorista con ventas en precios diferenciados? Otro elemento aparentemente a favor de las cooperativas es que su carga tributaria sería 50% menor que la que se aplica a los pequeños empresarios privados.


Según Murillo, estos pasos están dirigidos a estimular la creación de cooperativas y ralentizar, mediante altos impuestos, la actividad privada, para así evitar la extensión y consolidación de los pequeños negociantes privados, e impedir que surja una clase media adinerada e influyente, divorciada de los intereses e ideología gubernamentales. Algo simplemente inaceptable para la cúpula que ostenta el poder gracias al totalitarismo que controla los destinos de la Isla. 

Estas cooperativas debian regirse por las leyes del mercado, por lógica económica, y no por la planificación y la centralización, por las absurdas consignas que han mantenido por décadas a las empresas y unidades presupuestadas estatales.


Afortunadamente el sector privado ha llegado a Cuba para quedarse, tras décadas de socialismo ortodoxo: 201 oficios han sido abiertos a a la iniciativa privada.


Aun así la economía de mercado porque en la Cuba de Raúl Castro tiene sus peros. "No todos los negocios han podido consolidarse y prosperar", explicaba "Granma". Hasta noviembre de 2013 se habían registrado 407.608 bajas del trabajo por cuenta propia. Los problemas también tienen mucho que ver con la falta de mecanismos de abastecimiento, con las crónicas carencias diarias cubanas


Críticos como el economista Oscar Espinosa Chepe, acusan al gobierno de Raúl Castro de autorizar a los cubanos únicamente la creación de pequeñas "empresas bonsai", que posibilitaran la recaudación de impuestos pero sin permitir el surgimiento de un sector privado robusto. Esto basado en la realidad de que los 201 oficios aprobados para el "cuenta-propismo" se concentran en oficios sencillos como "reparadores de muebles", "fundidor" o "vendedor ambulante", excluyendo por ejemplo a profesionales de alta cualificación, como los médicos, colegios de abogados independientes y otros que ilustrarían una verdadera voluntad de permitir el paso hacia un emprendimiento privado de alto porte, que cambe la faz de la economía y la sociedad cubana.


Recuerden que un puesto de fritas o un almendrón no son indicadores de que exista un verdadero gremio de emprendedores privados, clave para el verdadero desarrollo sostenible del país y la consiguiente democratización de la nación.


Por Steve Maikel Pardo Valdés, activista del CID y Defensor del Pueblo en el municipio 10  de Octubre 


Regresar al blog CubaCID

 Regresar a página central CubaCid.org


 
     

Visitenos en
Desde Cuba
Ultimo Congreso
Patria Pueblo y Libertad
Huber Matos
Siguenos en:
Get Connected Get Connected Get Connected Get Connected




Leer más

Dejan sin subsidio a madre e hija con retraso mental


Santa Clara, Cuba, 28 de septiembre de 2015. La Constitución de La República De Cuba en sus artículos  47 y 48 plantea que el Estado garantiza la protección adecuada a todo trabajador impedido por su edad, invalidez o enfermedad.  No obstante se viola lo establecido en la Constitución, ejemplo de ello es el caso de dos ciudadanas con retraso mental a las cuales se les suspendió el subsidio que recibían por seguridad social que consistía en una chequera debido a su incapacidad para trabajar. 

Se trata de una madre y su hija ambas retrasadas a las que se les suspendió el subsidio que recibían por Seguridad Social. La trabajadora social les comunica que debido a la convivencia de otro miembro de la familia con ambas no pueden recibir amparo subsidiado, por otra parte la tercera conviviente  se le imposibilita trabajar debido a que debe atender las labores del hogar ya que madre y hermana menor no están en plena capacidad mental.

Los miembros de la delegación del CID Unidos por la Libertad y Democracia asumieron el caso y representarán a las afectadas ante las  autoridades gubernamentales implicadas.

Queja:

Santa clara, 28 de septiembre de 2015

A: Dirección de Seguridad Social.

De: Defensoría del Pueblo del Partido Cuba Independiente y Democrática (CID).

Asunto: queja por violación de los derechos ciudadanos según lo establecido en la Constitución de La República de Cuba.

Según lo expuesto en la Constitución de la República de Cuba:

CAPITULO VI, IGUALDAD, 

ARTÍCULO 41.-Todos los ciudadanos gozan de iguales derechos y están sujetos a iguales deberes. 

ARTÍCULO 47.-Mediante el sistema de seguridad social, el Estado garantiza la protección adecuada a todo trabajador impedido por su edad, invalidez o enfermedad.  En caso de muerte del trabajador garantiza similar protección a su familia. 

ARTÍCULO 48.- El Estado protege, mediante la asistencia social, a los ancianos sin recursos ni amparo y a cualquier persona no apta para trabajar que carezca de familiares en condiciones de prestarle ayuda.

Reclamamos mediante la presente queja que se dé cumplimiento a la vigente Constitución, siendo usted un representante del Estado que rige las leyes en Cuba las que se violan constantemente, obrando deliberadamente y obviando las consecuencias de su mal proceder.

Representamos el caso de  Midiala Alcántara y María Avalos, personas con diagnosticadas clínicamente con Retraso  Metal las que fueron despojadas del subsidio que se les paga por su imposibilidad de trabajar. La funcionaria de Seguridad Social que las atiende les alega que la suspensión está dada por existir otra persona en su núcleo familiar, no obstante esta persona (hermana e hija) de las afectadas alega ser imposible su incorporación a un centro laboral ya que debe realizar los quehaceres hogareños y cuidado del hogar donde residen. 

Sin otro asunto  en espera del cumplimiento y respeto al derecho ciudadano 

Por Sara Cuba, Defensora del Pueblo

Regresar al blog CubaCID

 Regresar a página central CubaCid.org

Visitenos en
Desde Cuba
Ultimo Congreso
Patria Pueblo y Libertad
Huber Matos
Siguenos en:
Get Connected Get Connected Get Connected Get Connected


 
    

Leer más

Cinco Comités de Defensa de la Revolución se negaron a celebrar el aniversario de los CDR


Ciego de Ávila 28 de septiembre de 2015. Simbólica la frase del Gobierno Cubano "Sobran razones para celebrar" cuando el pueblo demostró lo contrario en el poblado de Gaspar, Baraguá, Ciego de Ávila dónde cinco CDR (Comités de Defensa de la Revolución) se negaron a celebrar su aniversario 55 este 27 de septiembre.

Los pobladores de las comunidades La Angelita, El Pilar, La Palma se negaron a celebrar este domingo el aniversario de Fundación de los CDR, actividad a la qué el PCC y el Gobierno obligan a qué el pueblo participe.

Según  dijo  Juana Leyva Martínez de La Angelita: “Aquí  no tenemos motivo para celebrar, el cárnico que se vendió para  la caldosa estaba podrido al igual que en años anteriores y no somos puercos,  por este motivo quién dio dinero para la actividad lo recogió, la escuela de esta zona fue reparada gracias al empeño de padres y ayuda del proyecto La Defensoría del CID. En igual condiciones se encuentran los CRD 1, 3, 4 y 5 donde es  crítica la escasez de agua potable y a los responsables no les importa  por eso  no festejamos nada”.

María Carmen Méndez de 45 años de la Palma afirmó: “pertenecer a los CDR no me ha ayudado en nada al contrario hay que pagar, aquí no hay médico de consultorio, voy a trabajar al campo descalza por no tener zapato, nuestras casas se están cayendo y a los dirigentes de los CDR no les importa”.

De opiniones y comentarios están llenas las calles de Gaspar acerca del festejo mientras  el Gobierno se asusta de seguir  perdiendo miembros.



Por Yanelis Jiménez Téllez, Delegada provincial del CID en Ciego de Ávila. 

Regresar al blog CubaCID

 Regresar a página central CubaCid.org

Visitenos en
Desde Cuba
Ultimo Congreso
Patria Pueblo y Libertad
Huber Matos
Siguenos en:
Get Connected Get Connected Get Connected Get Connected


 
    
Leer más

El estigma de haber luchado junto a Huber Matos


A sus 92 años, Tomasa Guerra aún recuerda el día que conoció al comandante que se negó a ser comunista

Tomasa Guerra, excombatiente de la Revolución, sobrevive hoy con una escasa pensión y rodeada de necesidades (foto del autor)

LA HABANA, Cuba – Muchas historias de la lucha en la Sierra Maestra contra el gobierno de Batista sobreviven en el olvido, igual que sus protagonistas.

Tomasa Guerra, de 92 años, natural de Palma Soriano, fue mensajera, cocinera y en ocasiones guía de la columna 9 “Antonio Guiteras”, bajo el mando del comandante Huber Matos, uno de los artífices del triunfo revolucionario del 1 de enero de 1959, defenestrado en octubre de ese mismo año por negarse a seguir el camino del comunismo.

Aunque muy enferma y a tan avanzada edad, Tomasa goza todavía de buena memoria. Cuenta que anduvo con la columna 9 desde su fundación; por sitios como El Toro, El Cristo, La Herradura, Sao Grande y San Pablo de Yao, cocinando y llevando mensajes.

“Tenía treinta años, era una revolucionaria comecandela (convencida). Recuerdo como si fuera hoy el día que llegué al campamento. Colé un café pasado de azúcar, y en vez de criticarme el comandante Huber dijo que ese era el punto que le gustaba”, recuerda. “Seguí con la tropa hasta el final, cocinando y cumpliendo misiones por todo Oriente, siempre acompañada de mi hija Silvia, de 11 años, que me ayudaba a romper cercos y burlar operativos haciéndose pasar por enferma. Llevábamos los mensajes rápido, montadas en camiones, en tractores, en lo que apareciera. Silvia era un combatiente más, porque también se exponía como yo a los peligro y a los bombardeos”.

Sonriendo, confiesa: “Fuimos el correo electrónico de ese tiempo. Con los mensajeros se coordinaron las mejores acciones. En el combate de Cayo Espino logré traer un mensaje importante de Fidel, y al rato, escondida con mi hija en la tienda del pueblo, escuché a la aviación bombardear las posiciones donde ya no estaban nuestros hombres, gracias a que mi mensaje llegó a tiempo”.

Emocionada, recuerda cuando en medio del combate de El Cristo, logró pasar un recado del doctor Casanellas para Huber Matos, anunciándole el nacimiento de su hija Carmen Luisa, “noticia que dio un giro importante a las acciones, porque entonces el comandante se volvió un león y el enemigo huyó en desbandada”.


La contribución de la columna 9 a la victoria contra Batista es innegable, como las misiones cumplidas por la mensajera, cocinera y guía Tomasa Guerra, quien después del triunfo jamás fue contactada para reconocer sus méritos rebeldes, ni engrosa hoy en la lista de combatientes de la revolución cubana.

“Es como si nunca hubiera existido una columna 9, ni un comandante Hubert Matos. Haber luchado con él se convirtió luego en un estigma. Tuve que trabajar en Gastronomía, donde me retiré como dependiente. Sobrevivo con 135 pesos de jubilación, que se me van en medicinas. Gracias a mi hija Silvia, que vive conmigo y me ayuda en lo que puede. ¡Sí, aquella que se hacía pasar por enferma para romper cercos y burlar operativos! Ahora está enferma de verdad, como yo, y retirada con una pensioncita de bodeguera que no alcanza ni para mal morir”.

“Mamá padece diabetes, hipertensión, problemas renales y una cardiopatía isquémica”, dice Silvia. “Necesita urgentemente tres tipos de medicinas que no las hay en la farmacia, y un glucómetro, que buscamos durante mucho tiempo, y cuando apareció no servía”. Otros elementos indispensables tampoco aparecen para la ex luchadora.

La anciana no olvida jamás una anécdota en el campamento. Después de la comida, en vísperas de la toma de Palma Soriano, cuando el comandante Huber Matos habló a la tropa: “Recuerden siempre que con el triunfo revolucionario, todos gozaremos de los bienes necesarios para vivir”.

“A veces pienso que aquella idea se perdió, porque mírame, que en la guerra me jugué la vida cien veces, no tengo ni siquiera derecho a culeros (desechables, por su problema renal). Orinarse arriba es la peor humillación por la que se puede pasar. Yo hablé varias veces con Camilo, y con los capitanes Napoleón Béquer, Raúl Barandela, Miguel Ruiz, Rosendo Lugo, Roberto Cruz. Me parecieron hombres que luchaban por una verdad, ¿pero dónde se metió? Si volviera a nacer dudo mucho que expusiera a mi hija otra vez al bombardeo. Me hubiera buscado un extranjero, como hacen las jóvenes de hoy, y hubiera resuelto mi problema de futuro de otra forma. Seguro tuviera hoy el dichoso glucómetro, y los culeros, y las medicinas, que tanto necesito”.

Por Frank Correa, Guantánamo, 1963. Narrador, poeta y periodista independiente. Ha ganado los concursos de cuento Regino E. Boti, Ernest Hemingway y Tomás Savigñón, todos en 1991. Ha publicado el libro de cuentos La elección beilycorrea@yahoo.es  
Cubanet

Regresar al blog CubaCID

 Regresar a página central CubaCid.org

Visitenos en
Desde Cuba
Ultimo Congreso
Patria Pueblo y Libertad
Huber Matos
Siguenos en:
Get Connected Get Connected Get Connected Get Connected


 


Leer más