lunes, 3 de agosto de 2015

Puente nuevo no colapsó por pilotes de 1930


Desde mediados del año 2008 en al poblado de Calabazar, perteneciente al capitalino municipio de Boyeros y muy próximo al icónico centro recreativo Parque Lenin y al Zoológico Nacional, constituyendo de hecho parte de sus accesos, comenzaron las obras de reparación capital del puente vial que da continuidad a la Calzada de Bejucal en un tramo donde esta pasa por encima del río Almendares. 



Para ello fue necesario construir una obra de fabrica por sobre la cual pasara la carretera de desvío a manera de “facilidad temporal”, situación que, como para no romper la ferviente tradición revolucionaria, se convirtió en permanente, debido a las demoras e incumplimientos tanto en el cronograma como en el presupuesto de esta obra de infraestructura vial, por demás estrechamente relacionada en su momento con la puesta en servicio de los nuevos ómnibus chinos y rusos importados en aquel entonces.

Muchas fueron las implicaciones de aquellos trabajos, ingentes movimientos de tierra, afectaciones a la dinámica fluvial de este pequeño riachuelo y estancamiento de sus aguas debido a la ausencia de un estudio de impacto ambiental, aparición de vectores, tupición en el drenaje pluvial y sistema de alcantarillado de la zona, así como la atmosfera pestilente que por meses el poblado tuvo que soportar. 

Hoy, más de 6 años después las obras siguen sin culminar. Peor aún, hace tan solo una semana se intento reabrir el puente a la circulación vial y resultó que, al paso de varios días los especialistas se percataron de fallas estructurales en los nuevos elementos de soportes al someter el puente a las cargas de uso, al parecer los nuevos cimientos no fueron adecuadamente calculados y, si hoy el puente no colapso se debe a que, en el apuro de entregar la obra para el cumpleaños del Coma andante, nunca se retiraron los pilotes originales de los años 1930.

Los pobladores del lugar aun esperan una respuesta a esta problemática, por una fecha escrita en algún lugar que les indique cuando se le dará solución efectiva, la administración municipal aun no se ha expresado al respecto, como si la omisión del problema lo fuese a solucionar por arte de magia. Muchos de los ancianos del pueblo refieren que, si hasta hoy no ha ocurrido un accidente ha sido, gracias a la divina presencia de una estatua dedicada a la memoria de las madres que se halla en el parque a la entrada del propio puente, prácticamente desde que se fundó el pueblo de Calabazar, sitio donde podemos encontrar incluso la vivienda que utilizó el mayor general Máximo Gómez a su paso por el territorio en plena gesta independentista de 1895. 

Respetando la tradición cultural, creo que mas allá de las implicaciones divinas, debemos entender que es simplemente otra muestra de falta de respeto y de irreverente negligencia de los organismos estatales hacia una población asqueada ya de tantos discursos, consignas, justificaciones a los incumplimientos e indolencia gubernamental.

Por Steve Maikel Pardo Valdes, activista del 

CID en el municipio 10 de Octubre 




Regresar al blog CubaCID

 Regresar a página central CubaCid.org

 
     

Visitenos en
Desde Cuba
Ultimo Congreso
Patria Pueblo y Libertad
Huber Matos
Siguenos en:
Get Connected Get Connected Get Connected Get Connected

0 comments:

Publicar un comentario