viernes, 21 de agosto de 2015

Las papas y el bloqueo. ¿Qué pasa con las papas?

\

Las papas, producto básico para la dieta de los cubanos, se han convertido en nuestro país en algo misterioso: es difícil encontrarlas, aparecen ocasionalmente, y los precios son una ficción. La venta “normada” (hasta 10 libras) a 1 CUP la libra, no garantiza que todos podamos adquirirlas. Ni cuando las conseguimos conocemos su procedencia ni su calidad. Donde únicamente se pueden encontrar sin desesperantes colas de varias horas bajo el sol es en el mercado negro, pagando 1 peso convertible (CUC) por una bolsa de 4 ó 5 libras. Es decir, 5 CUP por libra.

Foto de Steve Maikel Pardo V. en el agro estatal de Santa Catalina y Diez de Octubre en Lawton, muy temprano en la mañana.

La inestabilidad en la distribución y venta es resultado del fracaso de su producción, debido a la interferencia del gobierno. En el 2013 se produjeron en Cuba menos papas que en 1957, 56 años antes. La gráfica adjunta es clara y se puede ver como la producción a partir de 1960 sube y baja: la segunda cifra a la izquierda en la línea roja corresponde a 1957; la última a la derecha, al 2013. Como se puede observar, queda por debajo de la de 1957. Esos son los éxitos de la “reforma agraria” de la dictadura: producir ahora menos papas que en 1957, a pesar de gastar mucho más dinero importando semillas, fertilizantes y pesticidas.

¿Por qué hay menos papas? Sencillo: porque cada vez se siembran menos tierras. Y como los rendimientos por caballería son cada vez menores, debido a la ineficiencia estatal, la producción desciende continuamente. 

El gobierno, para justificar lo injustificable, dice que la producción de papas desciende porque aumenta el precio de las semillas que se importan, exceso de lluvias (o sequía), altas temperaturas que dañan las plantas, reducción de tierras sembradas, precios subsidiados. Se lo achaca a todo menos a la ineficiencia estatal de siempre.

No hay que hacerse ilusiones. Cada año será peor: solamente aparecerán algunas papas a veces durante la época de cosechas, y para conseguirlas será necesaria mucha paciencia y muchas horas de colas a la intemperie, o pagarlas más caras a los revendedores.

Los cubanos volveremos a comer papas normalmente sin colas ni sustos cuando la dictadura desaparezca y los campesinos produzcan sin presiones ni órdenes o planes absurdos. Así de sencillo.

Por Engenio Yáñez


Regresar al blog CubaCID

 Regresar a página central CubaCid.org

      

Visitenos en
Desde Cuba
Ultimo Congreso
Patria Pueblo y Libertad
Huber Matos
Siguenos en:
Get Connected Get Connected Get Connected Get Connected


0 comments:

Publicar un comentario