sábado, 13 de junio de 2015

El salario en Cuba es el más bajo de Latinoamérica


El 80% de los trabajadores cubanos recibe salario del Estado “socialista”. En 2014 el salario promedio alcanzó 584 pesos mensuales, unos 24 CUC o dólares. En Haití, país más pobre de América, fue de casi 60 dólares. En El Salvador, país muy pobre, 365 dólares mensuales. En Honduras, también muy pobre, el salario mínimo es de 400 dólares mensuales.  

La dictadura dice que los cubanos reciben educación y salud pública gratis, alimentos subsidiados por la libreta de racionamiento, y que el alquiler, electricidad y agua son mínimos comparados con otros países y que eso también es parte del salario. Pero no es tan sencillo: el gobierno no subsidia a los trabajadores. El dinero del gobierno proviene de la población, mediante impuestos, multas y servicios oficiales, como pasaportes o registros civiles. Cuando el gobierno paga salarios y jubilaciones que no alcanzan hasta fin de mes, está aplicando de hecho un impuesto brutal a trabajadores y jubilados. 

Cuba tiene los profesionales y trabajadores peor pagados del hemisferio occidental. La supuesta educación y salud pública “gratis”, y el alquiler, electricidad y agua a precios módicos, la pagan los cubanos cuando reciben salarios y jubilaciones de miseria. Son los trabajadores quienes subsidian y mantienen al gobierno, y no al revés.  

Los productos que se venden por la libreta ¿para cuántos días del mes alcanzan? ¿Qué leche toman los niños después de cumplir 7 años? ¿Cuánto hace que los cubanos del pueblo no comen carne de res? En una isla, los cubanos no comen pescados y mariscos de sus mares desde hace muchos años. Con el salario promedio de 584 pesos mensuales, ¿cuántas libras de carne de puerco, arroz, frijoles, plátanos o cebollas se pueden comprar? Y además de comer, las personas necesitan ropa, calzado, medicinas, muebles, equipos eléctricos, comunicarse, transportarse, entretenerse. Y un mínimo de ahorro para emergencias. Por eso muchos necesitan las remesas de “los gusanos” desde el exterior, o “inventar” para sobrevivir. Porque “la revolución” no garantiza la subsistencia al pueblo. Solamente a los pocos que disfrutan privilegios y ventajas. Al resto, salarios miserables, discursos y promesas, nada más.  

Por Rolando Pupo Carralero
del Comité Ejecutivo Nacional


Regresar al blog CubaCID

Regresar a página central CubaCid.org

0 comments:

Publicar un comentario