lunes, 25 de mayo de 2015

En bancarrota el sistema de salud venezolano


Como todo lo que toca el socialismo del siglo 21, el sistema de salud venezolano está en crisis y la atención a la población es un desastre. Por descabelladas políticas del gobierno, 12.800 médicos venezolanos, más enfermeros y personal de apoyo, emigraron en los últimos años. La falta de inversiones, reparaciones, mantenimiento, previsión y acciones específicas en los hospitales, dejaron al país, que aunque no era una maravilla sanitaria antes de Chávez no habían los graves faltantes de medicinas y habitaciones hospitalarias que existen hoy en día. 

La falta de divisas, por la crisis estructural de la economía venezolana y la desvergonzada corrupción, limitan importaciones de medicamentos, instrumental médico y equipamiento imprescindible, generando peligrosa escasez y propiciando el resurgir de enfermedades endémicas y epidemias desaparecidas años antes. Muchos pacientes esperan por equipos médicos, anestesia, prótesis, suministros elementales o reactivos químicos para cirugías, tratamientos, análisis y pruebas imprescindibles. La devaluación de la moneda hace ridículos los salarios de los profesionales: un jefe de sala de hospital, a pesar de su preparación, gana el equivalente a 100 dólares mensuales, en Cuba ganan $65 pero en cualquier país del tercer mundo el salario es de $500 y todavía se considera muy bajo.

El gobierno venezolano justifica la hecatombe culpando a “la burguesía pa-rasitaria”, los fascistas, los golpistas, “el imperio”, los acaparadores, los guarimberos, la ultraderecha, lo que se le ocurra, pero cada vez son menos quienes le creen. La formación de médicos se vició con la “experiencia” cubana: ahora gradúan corriendo a los llamados médicos integrales comunitarios, con tres años de estudios, que en realidad los convierte en algo más que enfermeros, nunca verdaderos médicos con la calificación imprescindible para las complejas tareas de la profesión.

Las decenas de miles de médicos cubanos y personal de salud enviados por el castrismo con funciones asistenciales y propagandísticas simultáneamente, desplegados en la misión Barrio Adentro, llevaron asistencia médica gratuita a millones de venezolanos humildes y fortalecieron la popularidad de Hugo Chávez y la revolución “bolivariana”, pero no han bastado para estabilizar el sistema de salud venezolano ante la extraordinaria capacidad del gobierno de Nicolás Maduro y sus cómplices para destruir todo lo positivo que pueda existir en el país y apropiarse de las riquezas de los venezolanos, llevando a una nación con enormes reservas de petróleo y mayor productor latinoamericano al nivel de pobreza y necesidades típicos de países tercermundistas atrasados.  

Las continuas deserciones de médicos cubanos en Venezuela agravan la crisis del sistema de salud en el país, que junto al deterioro permanente de la economía venezolana, la corrupción galopante, la violencia y la creciente inseguridad ciudadana, convierten a Venezuela en un barril de pólvora que pudiera estallar en cualquier momento, o derivar hacia la más brutal dictadura que hayan conocido los venezolanos en toda su historia.

Por Rolando Pupo Carralero
del Comité Ejecutivo Nacional


Regresar al blog CubaCID

 Regresar a página central CubaCid.org


      

Visitenos en
Desde Cuba
Ultimo Congreso
Patria Pueblo y Libertad
Huber Matos
Siguenos en:
Get Connected Get Connected Get Connected Get Connected

0 comments:

Publicar un comentario