viernes, 27 de marzo de 2015

Brasil: 800 millones de dólares en sobornos para el Partido aliado de los Castro

Joao Vaccari

Cuba, Marzo 24. La larga relación entre los hermanos Castro,  el expresidente de Brasil Luiz Inácio Lula da Silva y la presidenta Dilma Rouseff es  pública y notoria. Una amistad tan estrecha entre dos presidentes democráticos y los dictadores cubanos es una aberración moral; sin embargo, cuando se sepa toda la verdad, además de escandalosa, se comprenderá que ha sido completamente lógica. En Latinoamérica el poder y la corrupción andan de la mano y cruzan las barreras ideológicas muy cómodamente. Los cuatro personajes: Lula, Dilma, Fidel y Raúl son igualmente corruptos. De la Cuba castrista salieron millones de dólares para apoyar los intentos del Partido de los Trabajadores brasileño de lograr la presidencia para Lula da Silva, y de Brasil han salido millones para apuntalar la dictadura castrista. 


Lo que no sabíamos sobre la corrupción política en Brasil está saliendo a la luz pública como en una novela. La prensa de ese país está informando sobre  la elaborada red de sobornos y prebendas con que el partido de Dilma y Lula -el Partido de los Trabajadores-  ha manipulado la política brasileña desde hace mucho tiempo. Esta semana el juez federal Sergio Moro, de Curitiba, en el sureño estado de Paraná, informó que investigará a Joao Vaccari, tesorero del gobernante Partido de los Trabajadores (PT) y a otras 26 personas. Según los investigadores, Vaccari y sus cómplices exigían "sobornos en forma de donaciones electorales" a las compañías que conseguían contratos con Petrobras, la empresa estatal brasileña mas conocida por la exploración y explotación del petróleo. Cuando el esquema de corrupción comenzó a investigarse en 1997 la actual presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, había sido la Presidenta de la Junta Directiva de Petrobras. 


El 84 % de los brasileños cree que Dilma Rousseff sabía de la corrupción en el seno de Petrobras, según una encuesta divulgada por el instituto Datafolha. Los datos de la encuestadora revelan que el 61% de los brasileños cree que Rousseff sabía sobre la corrupción en Petrobras y dejó que ocurriese. Las donaciones que se solicitaban como soborno a las empresas eran para el partido de la presidenta Dilma Rousseff y de Lula da Silva. Petrobras pagó a contratistas en exceso de 800 millones de dólares en contratos inflados, dinero subrepticiamente dirigido al Partido de los Trabajadores. Anterior a la acusación contra Joao Vaccari hay 28 procesos que involucran a 54 personas, entre ellos políticos con cargos vigentes. La empresa Petrobras se convirtió en un centro de lavado de dinero para que los gobernantes del Partido de los Trabajadores beneficiaran a sus políticos y compraran a opositores.

La "Operación Lava Jato" (lavadero de autos) consistió en un sofisticado esquema delictivo que asoció a algunas de las mayores empresas del país con directivos de Petrobras, otrora orgullo de los brasileños, para manipular licitaciones y desviar fondos. La policía federal informa que la red giró unos 4.000 millones de dólares durante una década. Según las delaciones que hicieron algunos acusados a cambio de una reducción de sus eventuales condenas, y que fueron filtradas a la prensa, los fondos desviados fueron destinados a cuentas personales o para financiar partidos políticos. Las especulaciones sobre sus ramificaciones en el Congreso y en distintos niveles de gobierno apuntan a figuras tanto afines al gobernante Partido de los Trabajadores y sus aliados como a algunos opositores. 

Ahora los cubanos podemos empezar a entender por qué el financiamiento por parte de Brasil de la Zona de Desarrollo de Mariel ha sido algo secreto. ¡Quién sabe cuánto dinero supuestamente dedicado a esa obra se encuentra depositado a nombre de los Castro y sus socios brasileños en cuentas secretas en algún paraíso fiscal! Dinero que tendrá que pagar el pueblo cubano cuando sea libre y soberano, porque las deudas las adquiere la República de Cuba y se tienen que pagar, o el país será sometido al aislamiento financiero internacional, como se acostumbra en estos casos. Los dictadores roban y el pueblo siempre tiene que pagar. 

Por Yandris Espino

Regresar al blog CubaCID

 Regresar a página central CubaCid.org

 
     

Visitenos en
Desde Cuba
Ultimo Congreso
Patria Pueblo y Libertad
Huber Matos
Siguenos en:
Get Connected Get Connected Get Connected Get Connected




0 comments:

Publicar un comentario