martes, 27 de enero de 2015

El gobierno cubano depende de Venezuela - Primera parte


 Editorial de La Nueva República

Desde 1959 el gobierno de Cuba depende de algún país que le mantenga. Habla de independencia como cortina de humo. Primero dependió de los soviéticos, y cuando ese país desapareció comenzó la negra etapa del período especial. Después de años en crisis, comenzó a depender cada vez más de la Venezuela de Chávez y Maduro.

Aunque las cifras son secretas, se calcula que el gobierno cubano recibe ayuda de los chavistas por 8 mil millones de dólares al año, incluyendo lo que Venezuela paga por médicos, maestros, entrenadores deportivos y asesores de todo tipo. Los envíos de petróleo venezolano han sido de hasta más de cien mil barriles diarios. Cuando costaba 100 dólares por barril, eso eran 10 millones de dólares diarios, 3,650 millones al año. 

Además, Venezuela garantiza préstamos para construir en Cuba refinerías, oleoductos y grandes obras industriales. Le compra a Cuba a precios elevados barcos de uso civil y militar, programas de computación y otros servicios técnicos. El colmo es que paga por supuestos expertos cubanos para dirigir empresas venezolanas, mientras las empresas estatales en Cuba son modelo de desastre, corrupción y pérdidas.

Hablan de solidaridad bolivariana, pero son negocios donde los dos gobiernos se benefician y los dos pueblos salen perdiendo. A cambio de lo que entrega Venezuela, hay decenas de miles de cubanos trabajando en ese país, en medicina, educación y deportes principalmente. Y aunque la prensa cubana no lo dice, hay asesores del MinINT y del MinFAR para apoyar al gobierno y sus fuerzas armadas, entrenándoles en represión contra el pueblo de actividades no violentas contra el gobierno, que en 2014 costaron 43 muertes de estudiantes. La represión la realiza el Servicio Bolivariano de Inteligencia (versión venezolana del G2 cubano). Las FAR preparan Estados Mayores y paramilitares para “la defensa” frente a EEUU, Colombia o lo que inventara Chávez, y ahora Maduro, pero en realidad para lanzar militares contra el pueblo en caso de inestabilidad política o protestas masivas, aunque parte de los generales venezolanos están más interesados en el narcotráfico, que les reporta millones y millones de dólares al año.

Venezuela mantiene a Cuba a cambio de que la dictadura cubana le ayude a perpetuarse en el poder sin apoyo del pueblo, que en eso sí tienen experiencia los hermanos Castro. 

Ahora con Venezuela en crisis por la caída de precios del petróleo y el vergonzoso robo del tesoro venezolano por sus gobernantes, ¿podrá Raúl Castro normalizar sus relaciones con EEUU para mejorar las condiciones y la vida de los cubanos? 

Continuará 




Regresar al blog CubaCID

Regresar a página central CubaCid.org

     

Visitenos en
Desde Cuba
Ultimo Congreso
Patria Pueblo y Libertad

0 comments:

Publicar un comentario