domingo, 8 de junio de 2014

Costa Rica se enfrenta a Correa en la OEA


Ante los intentos de debilitar la Comisión Interamericana de Derechos Humanos el Ministro de Relaciones de Costa Rica Manuel González Sanz (en foto) se convirtió en un obstáculo infranqueable.  Cuba Independiente y Democrática (CID) aplaude tan valiente y consecuente decisión.  A continuación un artículo sobre el tema de Armando González del periódico La Nación.


Costa Rica brilla

Costa Rica volvió a brillar en el concierto de naciones americanas por su defensa de la libertad y compromiso con los derechos humanos. Nuestra pequeña nación ejerce un liderazgo indiscutido entre los guardianes del Sistema Interamericano y lo volvió a demostrar en la última reunión de la OEA, celebrada en Asunción, Paraguay.

Sorpresivamente, el Gobierno ecuatoriano de Rafael Correa renovó pasados intentos de recortar las alas a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos y, en particular, a su Relatoría Especial para la Libertad de Expresión. Quito no les perdona a los organismos del Sistema las frecuentes denuncias de abuso de los derechos fundamentales cometidos en el Ecuador y en sus países aliados, especialmente Venezuela.

Disfrazada como una iniciativa para “fortalecer” la Comisión, Ecuador presentó en Paraguay un conjunto de propuestas encaminadas a desfinanciar a la Relatoría y controlar sus informes. Los países de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América pretenden replicar en el ámbito internacional lo que han conseguido en la administración de justicia interna: obediencia, obsecuencia y supresión de la crítica.

Costa Rica ha sido condenada por la Corte Interamericana, criticada por la Relatoría y reprendida por la Comisión, pero no le duelen prendas. Es una democracia ejemplar, sometida al derecho internacional. No decapita al mensajero. Más bien, lo defiende, agradece el mensaje y procura mejorar.

La administración del presidente, Luis Guillermo Solís, lo comprende a cabalidad. Por eso brilló en Asunción de la mano del canciller, Manuel González, y el embajador, Edgar Ugalde, todo un símbolo de la política de Estado desarrollada en el Ministerio de Relaciones Exteriores para la defensa del Sistema.

Las menciones del país en la prensa internacional son legítimo motivo de orgullo para los costarricenses. El Tiempo , de Bogotá, celebra en su editorial del viernes que “países como Perú y Costa Rica reaccionaron a tiempo”. En una entrevista reproducida a lo largo y ancho del continente, José Miguel Vivanco, de la prestigiosa Human Rights Watch, elogió al país y a otro puñado de naciones por mantener “la defensa de los valores universales”.

Con actuaciones como la de Asunción, la Casa Amarilla interpreta fielmente el sentir de los costarricenses y testimonia, ante los ojos del mundo, nuestra fidelidad a los más caros valores democráticos. De paso, comunica nuestra solidaridad con pueblos hermanos menos afortunados, pero igualmente merecedores de un futuro en libertad.

8 de junio de 2014

Armando González R. Director Corporativo de Opinión

Vinculado al Grupo Nación desde 1986, laboró en la revista Rumbo, el periódico La Nación y el periódico Al Día, del cual fue director durante cinco años. Regresó a La Nación en el 2002 para ocupar la jefatura de redacción. Es abogado por la Universidad de Costa Rica y máster en periodismo por la Universidad de Columbia, en Nueva York. agonzalez@nacion.com 8 de junio de 2014

Regresar al blog CubaCID

 Regresar a página central CubaCid.org

 

Visitenos en
Desde Cuba
Ultimo Congreso
Patria Pueblo y Libertad
Huber Matos
Siguenos en:
Get Connected Get Connected Get Connected Get Connected

0 comments:

Publicar un comentario