martes, 6 de mayo de 2014

Los comunistas nos quieren enterrar vivos


A la izquierda Danay Mendiola Duquesne de la Defensoría del Pueblo del CID con Belquis y sus hijos

La Nueva República



Hace unos días una mujer desesperada se acercó a mí pidiendo ayuda y clemencia por sus hijos, al punto de decirme si no resuelvo mi problema, me prendo candela con mis 5 niños. La tome de la mano y la senté en mi casa después de calmarse me contó lo que le estaba sucediendo y realmente quede muy impactada, no asombrada pues se de lo que son capaces en esta isla los castros comunistas.  Se llama Belquis Velázquez García  y vive con  5 hijos menores y de los 5, 4 son huérfanos.  Los 5 niños tienen dieta de desnutridos.  Las dos más pequeñas son enfermas, la de 16 meses de asma bronquial crónica y la otra de 5 años del  corazoncito.

Esta pobre mujer nunca ha tenido vivienda propia y llevaba 11 años en un local del Estado que tuvo que abandonar el lugar pues al lado pusieron un punto de venta de materiales de construcción y por el polvo y la humedad que de allí se desprendía y tuvo que llevar su bebe estuvo dos veces en terapia intensiva. En enero al abandonar el local automáticamente le retiraron la pensión de 175 MN ($7 dólares mensuales).  Todo este tiempo Belquis no ha dejado de gestionar con el gobierno y las instituciones pertinentes un local o tan siquiera un albergue para ella y sus hijos.  Su situación es tan desesperada que ha sobrevivido por la ayuda de vecinos y de la Gracia de Dios.  Se han venido quedando en diferentes lugares que les han prestado pero que ha tenido que regresar a los dueños, me cuenta Belquis que en ocasiones han dormido en funerarias, hospitales y terminales y quedándose sin alimentos.

 Belquis junto a tres de sus niños  y los activistas del CID Yolange Pupo Pérez y Daniel Ricardo Ramírez 

Por último la semana pasada, una señora muy caritativa se la encontró en la calle en muy malas condiciones pues llovía y no tenían ni donde dormir ni comer, la misma le prestó una casa de una sobrina que estaba en la provincia Granma por unos días, y ella muy emocionada puso todas las esperanza en que iba aprovechar esos días para que el gobierno le buscara donde estar.  Los días pasaban y las esperanzas se agotaban pues cada día al llegar al gobierno le daban una respuesta diferente e incluso Vivian la que la atendía en muchas ocasiones se le escondía  para no responderle, así paso el tiempecito que le prestaron un techo y ya tenía que salir para las calles nuevamente, alguien en el barrio le comento que aquí en mi casa se reunían personas que defendían al pueblo y sus derechos y llego llorando y  pidiendo ayuda.

Después de escuchar lo sucedido y muy indignada por lo que me contó, llamamos al exilio a uno de los hijos de Huber Mato, quien muy atentamente la escuchó y se dispuso a divulgar semejante injusticia. Varios activista del partido y defensores del pueblo le brindaron ayuda para que ese día y el otro los niños comieran e incluso se le hizo una recogida de ropitas para los menores y se la entregamos. Esto no fue mucho ni tratamos de comprarla, sino que la solidaridad el humanismo y la sensibilidad es algo que no se vende ni se negocia se crece con ella y es algo de lo que carecen los Comunistas u oportunistas.

Como era de esperar al otro día fue citada al gobierno municipal donde trataron de desmentir todo lo que ella había dicho y prácticamente la querían obligar a que dijera que la habíamos presionado a hablar o que la habíamos comprado con dinero.  Ella se mantuvo muy firme en su respuesta, negando en todo momento semejante locura, al ver que no consiguieron nada le dijeron que ese mismo día a las 5.00pm se le iba a dar solución a su caso, que lo recogiera todo que la iban a recoger para trasladarla a una vivienda. 


Si, así sucedió, en medio de un “show” mediático en el que vino un camión a recoger las pertenencias, como si  hubiese sido tantas y una ambulancia para los niños y ella, pero además un carro con funcionarios del gobierno entre ellos Vivian, el cual la espero a dos cuadras por el temor de encontrarse con los opositores.  La despedida fue algo traumática y triste con lágrimas en los ojos me dijo abrazándome muy fuerte, ¡Abajo los Castro y que Viva Huber Matos!

Desde que se fueron no los volví a ver ya hace 4 o 5 días, llego desesperada nuevamente y me dijo, Zuleydis los comunistas nos han enterrado vivos.


La casa que le dieron era de un ex-combatiente y está en peligro de derrumbe desde el año 2007.  Como es de suponer a su antiguo dueño le dieron un apartamento con todo lo de la ley.   Me trasladé hasta el lugar y en verdad da lástima y es tenebroso estar dentro con el miedo que en cualquier momento no sales.  La vivienda se encuentra en calle prolongación de Frexes y para colmo encima tiene otra y si los vecinos de los altos mueven algún objeto, tiran algo al piso o simplemente caminan de prisa, pedazos de la placa interior en el piso de abajo se viene al suelo. 


Cuando Belquis le dijo a los del gobierno lo que sucedía, le respondieron que eso era lo que había que se conformara y esperara a que se le arreglara con el tiempo, ahora ella me comenta me están obligando a tener a mis niños en el patio todo el día yo entrar cocinar y en las noches ir para la terminal de buses a dormir porque esta casa nos va a sepultar vivos.

Por Zuleydis Lisbet Pérez Velázquez, Presidenta nacional del CID




Regresar al blog CubaCID

      

Visitenos encubacid.org
Desde Cubacubacid.blogspot.com
Ultimo Congresoelultimocongreso.lavozdelcid.com
Patria Pueblo y Libertadpatriapuebloylibertad.blogspot.com
Huber Matoscomandantehubermatos.blogspot.com         
Siguenos en:Get Connected Get Connected Get Connected Get Connected

0 comments:

Publicar un comentario