miércoles, 12 de marzo de 2014

¿Qué pasa en Venezuela? Como lo vemos desde Cuba


El país con las reservas de petróleo más grandes del mundo está controlado por un régimen corrupto e incompetente que a su vez es manipulado por el castrismo desde Cuba. 

La dictadura castrista  recibe una subvención de Venezuela de 10,000 millones de dólares anuales que es lo que la mantiene en el poder.  

Venezuela tiene la inflación más grande del mundo (la cosas son más caras cada vez) y una precaria escasez de productos básicos.  También tiene uno de los índices de criminalidad más altos del mundo –más de 26,000 personas fueron asesinadas en el 2013 y la mayoría de los crímenes quedan impune.

Aproximadamente la mitad del pueblo es chavista y también sufre estos problemas. La otra mitad es demócrata y es la que se está movilizando en protestas en las calles para impedir que el totalitarismo castro chavista se consolide.  Los políticos latinoamericanos no respaldan a los demócratas  porque el castrochavismo los tiene comprados o los intimida. 

El gobierno de los Estados Unidos está indeciso porque Obama no quiere parecerse a Bush y tampoco quiere que los chavistas tengan una excusa para acusar a Obama de intervencionista.  Pero los congresistas cubanoamericanos en Washington están ejerciendo una presión muy grande para que el gobierno americano use su influencia a favor de la oposición democrática.  

Después de un mes en las calles de Venezuela la oposición sigue manifestándose y el gobierno de Nicolás Maduro sabe que está en la mirilla internacional.   La oposición se ha fortalecido política y emocionalmente.  El chavismo les lanza pandillas armadas y efectivos de la policía a los estudiantes, ya hay más de 20 muertos, cientos de heridos y de detenidos.  Las marchas continúan.  Si el chavismo se ve obligado a negociar un acuerdo con la oposición podría evitarse que el totalitarismo se consolide y el chavismo radical comenzará su retroceso. 

En este escenario, más tarde o más temprano, se eliminará la subvención al castrismo. Esto significará un golpe mortal para la dictadura en Cuba.  Si el castrismo no logra que los Estados Unidos levante el embargo, si no logra que el turismo americano pueda viajar a Cuba y si no consigue suficiente inversión capitalista en Cuba, estará liquidado. 

Ninguna de estas posibilidades luce factible a menos se lleven a cabo cambios políticos, que lo llevarían a su fin.  Esto es en resumen lo que pasa en Venezuela.  Raúl Castro está lleno de miedo, está acorralado.  


La lucha continúa ¡Viva Cuba Libre! 

 Por Rolando Pupo Carralero
del Comité Ejecutivo Nacional (CEN)











Regresar al blog CubaCID

 Regresar a página central CubaCid.org

    


Visitenos en cubacid.org
Desde Cuba cubacid.blogspot.com
Ultimo Congreso elultimocongreso.lavozdelcid.com
Patria Pueblo y Libertad patriapuebloylibertad.blogspot.com
Huber Matos comandantehubermatos.blogspot.com
Siguenos en: Get Connected Get Connected Get Connected Get Connected

0 comments:

Publicar un comentario