viernes, 15 de julio de 2011

Del CID al Portavoz de la Comisión de Asuntos Exteriores del Partido Popular


Las Palmas de Gran Canaria

11 de Julio del 2011


Don. Gustavo de Aristegui
Portavoz de la Comisión de Asuntos Exteriores del Partido Popular.
Delegación Nacional. Genova 13 - MADRID - 28071

Estimado Señor:

Valoramos altamente positivas sus recientes declaraciones a los medios informativos con respecto a la situación de la democracia y los derechos humanos en Cuba.

Es ciertamente insensato condicionar el progreso democrático cubano al autorizo legal para portar teléfonos celulares, reposición de electrodomésticos y utensilios de cocina.

Como ha sido habitual que el castrismo solo se mida en sus excesos violatorios de la integridad ciudadana cuando le cuesta un precio político, en vísperas de un futuro gobierno para su partido, respecto a la tiranía, seria infectivo si ese régimen no entiende que el continuo irrespeto a la violación de los derechos humanos en Cuba tiene un costo.

La medida de sus declaraciones consideramos son las adecuadas en los momentos actuales. Se trata a nuestro juicio de un acto preventivo y solidario que merece una especial distinción, reconocimiento y respeto de nuestra parte.

Reciba usted un fraternal abrazo de quienes suscribimos la presente.


Francisco Benítez Pérez (Delegado del CID para Europa).

Santiago du Bouchet Hernández (Vocero del partido Cuba Independiente y Democrática - España)

------------------------------------------------------------------------------------------------------------
San Lorenzo del Escorial | 07-07-2011


El partido, claro favorito para las elecciones de marzo próximo, advierte de que, si gobierna, Madrid no romperá relaciones con La Habana, pero el diálogo será ‘firme, crítico y exigente’.

El portavoz de Exteriores del Partido Popular (PP, oposición) en el Congreso español, Gustavo de Arístegui, dijo hoy que es un “insulto a la inteligencia” decir que Cuba avanza hacia la democracia porque el régimen castrista permita cambiar de frigorífico o lavadora, informó EFE.

De Arístegui declaró que la transición a la democracia en la Isla aún no ha comenzado, al ser insuficientes las medidas económicas aprobadas en los últimos meses por Raúl Castro.

El diputado del PP (de centroderecha) hizo esta reflexión en una conferencia-coloquio sobre la relación entre España y Estados Unidos, en el marco del curso de verano de la Universidad Complutense en San Lorenzo de El Escorial, en el norte de la región de Madrid.

A su juicio, el convencimiento del anterior ministro español de Asuntos Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, de que en Cuba estaba habiendo un proceso de cambio era un “disparate”.

“Esos importantes cambios eran que los cubanos podían cambiar de nevera y lavadora, tener algunos teléfonos celulares y cambiar de olla exprés por una que consumiese menos”, ha comentado.

“Francamente, considerar que esto es una transición a la democracia me parece un insulto a la inteligencia”, prosiguió De Arístegui.

Se mostró convencido de que dejará de haber castrismo cuando dejen de estar los hermanos Castro, Fidel y Raúl, y de que la transición democrática en la Isla “tendrá que iniciarse a la fuerza” antes o después.

Preguntado por cuál será la posición del PP si llega al poder en España en los próximos meses (las encuestas ponen como favorito a este partido ante los comicios del próximo marzo), De Arístegui aclaró que no se romperán relaciones diplomáticas, pero el diálogo será “firme, crítico y exigente”.

Recordó que ni siquiera durante el franquismo quedó en suspenso la relación entre ambos países.

El diputado del PP manifestó que la actitud de firmeza ha de mantenerse con todas las dictaduras, no en función del “color político que tengan”, como le ha reprochado al Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero.

Sobre Venezuela, De Arístegui dijo que en este país no hay una verdadera democracia y que su presidente, Hugo Chávez, “no es un demócrata”.

A su entender, “ir a las urnas cada cuatro o cinco años no es suficiente” para hablar de un sistema democrático.

El portavoz del PP opinó que en Venezuela “no hay estado de derecho, no hay igualdad de derechos ante la ley, no hay separación de poderes y no hay independencia judicial”.

“Venezuela no es una democracia, no lo es, y Chávez no es un demócrata, no lo es. Conviene que tengamos eso muy claro”, remarcó.

0 comments:

Publicar un comentario en la entrada