sábado, 5 de diciembre de 2009

El partido Pro CID se solidifica en Camagüey

Por. Julio Romero Muñoz
El partido pro Cuba independiente y democrática se solidifica en Camagüey con elogiable fundamento y una ascendente membresía, hecho que genera preocupación o temor en las fuerzas represivas de enfrentamiento a la oposición pacífica. A juzgar por los operativos de contención que recientemente han llevado a efectos poniendo en práctica la cohesión, el acoso y la amenaza contra activistas y directivos que integran el mismo.

Con una plataforma programática idóneamente diseñada, surge una nueva propuesta de cambio en Cuba, aceptada por ciudadanos que descubren en ella alternativas positivas para cambiar la política del país con aperturas democráticas y el rescate de los preceptos constitucionales derogados por el sistema imperante que ha llevado al país a un estado de improgresividad y la carencia de poder ciudadano, las facultades limitadas y los derechos a la libre determinación circuncidados por 5 décadas. Los ataques al comandante Huber Matos Benítez se hacen patentes y públicos con ánimo de distorsionar la historia y confundir a un pueblo víctima de la desinformación.

Las autoridades políticas esparcen el rumor de que el exiliado comandante Huber es un terrorista y hasta una marcha se convoca este 21 de octubre para rememorar la contención a un supuesto acto de sedición por el cual fue encarcelado hace 50 años a 20 de encierro, crueldades y horroroso trato según testimonios.
Muchos criterios versan acerca de que esto no fue más que un pretexto para sacar del proceso a aquellos que no comulgaban con el comunismo, doctrina impuesta y por la cual tampoco lucharon.

Roberto Marrero La Rosa quien preside el Partido PCID en sus siglas se encuentra también bajo asedio, amenaza y campañas adversas por parte de los represores, este 22 de octubre su vivienda fue rodeada en una aparatosa acción de la policía política para tratar de frustrar un encuentro de trabajo convocado por el ejecutivo y a la cual asistirían también miembros de otras entidades opositoras como es el caso de representantes del Movimiento Solidario Expresión Libre (MOSEL) los cuales fueron también interceptados cuando trataba de llegar al lugar sede de la reunión. Se estima que un numeroso grupo de otros ciudadanos y opositores hayan corrido igual suerte teniendo en cuenta las múltiples visitas efectuadas a los domicilios por los agentes del cuerpo represivo. Vecinos del lugar del encuentro se solidarizaron de alguna manera manteniendo informados a los opositores que lograron burlar los cercos y amenazas y que recibían los avisos de las detenciones que se efectuaban en los alrededores, esto define el poco interés de la población en seguir cooperando con el destartalado régimen que se aferra a la perdurabilidad absolutista.

0 comments:

Publicar un comentario en la entrada